Marco Antonio Quesada: “Todos los creyentes que laboramos en la CCSS deberíamos afiliarnos a Asocriip”

Para don Marco Antonio Quesada Rodríguez, jefe de informática del Hospital San Francisco de Asís, de Grecia, todos los creyentes que laboran en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), deberían de afiliarse a Asocriip, para ayudar a sostener este ministerio en forma sólida.

“La mies es mucha y los obreros son pocos, dice la Palabra de Dios y Asocriip es un ministerio evangelístico demasiado importante, que es más que un obrero, es toda una organización, de ahí que requerimos fortalecerla para que el evangelio sea predicado con más efectividad en los centros hospitalarios”, dijo don Marco Quesada, en una entrevista con Noti-Asocriip.

Afirmó, que se debe de consolidar también a los grupos de oración, quienes son los que a la postre   llevan el mayor peso del evangelismo en todos los centros hospitalarios, “yo siento una gran admiración y respeto por el trabajo que ellos hacen”, comentó.

Don Marco, quien tiene 12 años de laborar para este hospital, dijo que por más de dos décadas laboró para el Ministerio de Hacienda (San José), pero que Dios milagrosamente le permitió encontrar este trabajo en un lugar cercano a su casa, ya que es oriundo de Grecia.

Don Marco Quesada está casado con Sira Arias Vargas, quien está muy involucrada en las tareas de la iglesia Vida Abundante de Grecia. Él es miembro de la junta directiva de esta congregación. Ellos, son padres  de dos hijas, quienes son fieles al Señor.

Recibió el bautismo del Espíritu Santo, siendo católico

Al consultársele sobre su vida espiritual, don Marco Antonio recordó que tuvo sus primeras experiencias estando en el movimiento carismático católico, donde exactamente el 5 de febrero de 1975 fue bautizado con el Espíritu Santo.

“Tenía quizá unos 18 años y un grupo de jóvenes católicos tuvimos esa experiencia. Éramos fervientes en ese mover de Dios, orábamos mucho, el ayuno era una práctica regular y a veces hacíamos retiros en la montaña. En fin, fue un tiempo  muy lindo que jamás uno podrá olvidar”, acotó don Marco.

Agregó, que posteriormente cuando ingresa a la Universidad de Costa Rica, muy pronto se unió a Estudiantes Cristianos Universitarios (ECU), una organización ecuménica dirigida por Sixto Porras.

“Yo era católico y tocaba la guitarra, todos los días nos reuníamos de 12 a 1 de la tarde, para crecer espiritualmente y compartir unos con otros. Fue otra época muy hermosa, que Dios aprovechó para formarnos y crecer juntos en la Palabra. Años después, me pasé a la comunidad evangélica”, aseveró  Quesada Rodríguez, quien tiene aproximadamente unos diez años de pertenecer a Asocriip.