Juan Carlos Chinchilla: Fiel colaborador de Asocriip en el Calderón Guardia

Juan Carlos Chinchilla es un ministro de alabanza muy consolidado, que colabora con el grupo de oración de Asocriip del Hospital Calderón Guardia de los días sábados desde hace aproximadamente ocho años.

Ahí llegó a través de la doctora Sandra Montero, quien le pidió que la ayudara a ministrar en los cultos de ese día y una vez a la quincena le corresponde llevar un consejo de la Palabra de Dios.

El ministerio de Juan Carlos, trasciende la parte musical, ya que tiene a la vez un llamado a predicar.

Abrazó el evangelio siendo muy joven

Teniendo apenas 13 años de edad, entregó su vida a Jesucristo, pero fue a los 22 que obtuvo un compromiso más serio a nivel ministerial.

Antes de su llamado, había sido músico secular y el último grupo con que estaba era “Olé-Olé”, del mismo dueño del grupo La Nota.

Juan Carlos tiene ya varias canciones grabadas.

Un llamado contundente

Este salmista recibió el llamado por medio de una ministración de la Palabra del reconocido evangelista Alberto Motessi. Esto fue en Costa Rica, durante una actividad denominada “América 500”,  que se realizó en la iglesia Oasis de Esperanza.

“Recuerdo que don Alberto habló sobre Elías y cuando leyó la pregunta ¿quién irá por nosotros?, algo en mis adentros me motivó a decir ‘heme aquí envíame a mi’, como dice la Palabra, pero a la vez pensé… si yo actualmente vivo de la música secular y decido dedicarme a la obra, a tiempo completo, ¿de qué voy a vivir? Y en forma misteriosa, como si Dios me estuviera leyendo el pensamiento, el predicador dijo ‘yo te he llamado en justicia, yo te sostendré y te pondré por luz a las naciones’, entonces decidí pasar adelante, entregar mi ministerio al Señor y nunca más tocar con ningún grupo secular”, afirmó Juan Carlos, en una entrevista para Noti-Asocriip.

Un año después  estaba saliendo para Venezuela a una labor misionera con los indígenas waraos, en una estadía corta.

Y esa sería la primera visita a otro país, pero vendrían muchas más.

Dios lo ha llevado a ministrar en varias naciones, pero siempre procura estar los sábados en el grupo de apoyo de Asocriip del Calderón Guardia.

Pasando el desierto…

Este ministro de alabanza ha sido probado por fuego, no solo en el área familiar, sino también en la salud y en lo económico.

“Yo he pasado momentos muy duros, como todo ministerio, pero Dios ha sido fiel y me ha sacado adelante”, acotó este siervo del Señor.

Y respecto al servicio ministerial en los centros hospitalarios, agregó:

“Sabemos que en los hospitales se mueven fuerzas de las tinieblas en forma muy fuerte y a nosotros, el Señor nos ha llamado a servir en esos lugares, por lo tanto no es cualquiera el que puede introducirse en ese terreno, hay que estar sólido espiritualmente, creyendo que más poderoso es el que está en nosotros, que lo que se mueve ahí y así es como hemos visto grandes milagros en el Calderón Guardia”, enfatizó Juan Carlos.