Johnny Campos: “La consolidación de mi ministerio se lo debo a Asocriip”

Johnny Campos Quesada tiene 24 años de laborar en el Hospital México y fue ahí, donde en una ocasión el otrora coordinador de Asocriip de ese centro hospitalario, don Gonzalo Carranza le dijo “un día de estos te pongo a predicar” y así fue.

Pero no solo fue eso, sino que cuando don Gonzalo asumió la presidencia de Asocriip, le pidió a Campos que se quedara como coordinador del grupo de oración del México, donde estuvo por 12 años consecutivos.

En ese auditorio fue donde comenzó a ejercer su ministerio, sin saber que sería la plataforma para una gran cantidad de veces que sería invitado a predicar, no solo en Costa Rica, sino en otros países.

En la actualidad, tanto Johnny, como su esposa Ana Lucía Solano  (con quien aparece en la foto), han ministrado en aproximadamente 15 países. En noviembre próximo estarán en Chile y Bolivia.

“Nunca nos imaginamos que aquella primera experiencia con Asocriip en el Hospital México, sería la base de un llamado como pastor, evangelista y ahora también en el campo misionero. Por eso yo llevo esta Asociación en mi corazón, porque Dios la usó por medio de don Gonzalo, para iniciar algo, que luego sería un ministerio consolidado, pero también fue donde recibí mucha formación con congresos y seminarios”, afirmó Johnny Campos, en una entrevista con Noti-Asocriip.

“Tenía que volver a casa”

La madre de Johnny, doña María Luisa Campos,  lo llevó a la Escuela Dominical durante años, ahí aprendió muchos aspectos espirituales que lo siguieron durante toda su vida, aun cuando se apartó de Dios.

Johnny cambió de ruta, dejó a Dios, abandonó la iglesia, no obedecía a los consejos de su madre y su vida se volvió un completo desorden, al involucrarse con el licor y todo lo que esto contempla.

Pero fue a los 26 años en que decidió “volver a casa”, así le llamó él al hecho de reconciliarse con el Señor, cuando ya no soportaba más la angustia y ansiedad en que estaba envuelto.

Su madre era una misionera incansable, que además oraba día y noche por él, hasta que el Señor le hizo el milagro de que su hijo volviera al “redil”.

“Mi madre era misionera y luego yo seguí sus pasos, con ese mismo llamado a las naciones, así que me siento muy agradecido con Dios por las bases que ella me dio y porque nunca dejó de orar por mi”, comentó nuestro entrevistado.

En el campo familiar, como ya se dijo, Johnny Campos está casado desde hace 28 años con Ana Lucía Solano Sánchez, con quien procreó a Anthony José y Katherine Daniela. Ellos asisten a la iglesia Jesucristo es el Señor, pastoreada por Eduardo Valerio.