El grupo de oración del Hospital Dr. Enrique Baltodano Briceño, de Liberia, reanudó su tiempo de oración que había sido suspendido en forma presencial por motivo del COVID-19.

Así lo informó la coordinadora del grupo de Asocriip de este nosocomio, la Lcda. Deybi Montoya Solorzano, quien explicó que desde hace varias semanas  algunos compañeros han estado inquietos al saber que el tiempo seguía pasando y no se podían reunir para orar.

“Decidimos pedir permiso al director del hospital, el doctor Marvin Palma Lostalo y él permitió que nos reuniéramos una hora cada martes vía zoom, de 4 a 5 de la tarde y comenzamos este 28 de julio con gran respaldo de Dios, así que estamos muy agradecidos con el Señor”, comentó la licenciada Montoya.

Agregó, que en esta primera fecha estuvieron orando por el director del hospital, el personal de salud y por todos los empleados de planta, para que Dios los proteja de este virus y los ayude en todas las responsabilidades que ejerce cada uno.

Además, se clamó por la salud de los pacientes y sus familiares, así como por los grupos de apoyo, para que pronto puedan reanudar sus funciones de orar en forma presencial por los enfermos en cada recinto.

Se intercedió también por Asocriip y por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Deybi Montoya, agradeció a todos los que hicieron posible este primer esfuerzo, tanto en la parte técnica como en la logística,  mencionando en forma muy especial el apoyo de Luis Ángel Cerdas del departamento  de Telemedicina, quien fue el encargado de crear el link del zoom,  así como del  invaluable esfuerzo de Ivette Peraza, una compañera católica que ha sido clave en el éxito de este proyecto, quien con su tenacidad y firmeza, le ha dado un gran  impulso al grupo de oración y a esta primera iniciativa.