Fuente: Ministerio de Salud /

El Ministro de Salud Daniel Salas, anunció en conferencia de prensa, que paralelo con la apertura de la tercera fase, se exige el uso de mascarillas en forma obligatoria para ciertos servicios o comercios cuyos dependientes atiendan al público. Esto incluye las iglesias.

La determinación entró a regir a partir del 27 de junio, por lo cual se instruye el uso de mascarilla o careta de la siguiente forma:

  • Para todas las personas que atienden público. En el caso de restaurantes, deben usar mascarilla, por la posición  de quien toma la orden.
  • Para público en general cuando utilice: transporte remunerado de personas, cines, teatros, iglesias, bancos y restaurantes mientras no estén consumiendo.

Las mascarillas pueden ser quirúrgicas o de tela y las caretas deben tener cobertura facial general, ya que es importante que cubra adecuadamente boca y nariz.

El jerarca de salud enfatizó, que la medida se hace necesaria por la mayor apertura de servicios y comercios, así como la presencia del virus en centros altamente poblados, no obstante subrayó,  que el uso de este equipo de protección personal no sustituye en ningún momento, las medidas de distanciamiento e higiene que se han comunicado.

“La pandemia requiere adecuarnos a nuevas medidas, a nuevas formas, a nuevos implementos. La mascarilla no ha formado parte de nuestras vidas anteriormente, pero es importante hoy adecuarnos a su uso correcto: no estarla manipulando, asegurar la cobertura de nariz y boca, eso si que por nada del mundo nos de una falsa sensación de seguridad, el distanciamiento y el lavado de manos siguen siendo reglas de oro” afirmó Salas.