En la pasada  Asamblea General de Asocriip, el orador invitado fue don Gonzalo Carranza González, ex presidente de la Junta Directiva de esta institución por muchos años. Él disertó sobre el tema “Manteniendo nuestra mirada en la perspectiva celestial”.

Durante su alocución, don Gonzalo confrontó al auditorio a sostener sus valores y principios cristianos, pese a los cambios sociales, ideológicos, tecnológicos y políticos que el mundo está haciendo en forma tan acelerada.

Carranza González, comenzó su exposición con base en la cita de Filipenses 3:13-14 que dice “No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús”.

Expresó que esta cita del apóstol Pablo desafía  la vida del cristiano de nuestros tiempos, donde la perspectiva de la comunicación evoluciona a pasos agigantados en la ciencia, política, arte, economía y en lo social.

“Ante tanto cambio de modo de pensar, de opinión, de perspectiva, se ha llegado a esbozar que ya no hay verdades absolutas, que todo es relativo y que depende de la óptica de cada uno, pero ante todo esto, el cristiano tiene que fundamentarse en una perspectiva inmutable en el tiempo, que no se basa en los pensamientos cambiantes de hombres, abrigada en los valores eternos, sustentando sus creencias en la inspiración divina, de manera que su guía cotidiana para accionar en medio de este mundo tenga una perspectiva inspirada por el Espíritu Santo y por la Palabra de Dios”, aseveró.

Habló también del concepto verdad, que fue la gran pregunta que Poncio Pilatos le hizo a Jesús: ¿Qué cosa es la verdad?

Y agregó, que la verdad espiritual no puede ser comprendida por el hombre natural, aun con todo los avances tecnológicos e informáticos de la sociedad moderna.

“Entonces el cristiano tiene que partir de una verdad absoluta emanada de la Palabra de Dios. El mundo está equivocado en su perspectiva porque están enceguecidos, no pueden discernir las cosas espirituales, por lo tanto el creyente no podrá encajar en un mundo antagónico, como bien lo afirma la Sagrada Escritura  …y cualquiera que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” (Santiago 4:4), aseveró.

Don Gonzalo abordó el tema de la Decisión absoluta, de optar por la verdad de Dios ante las ideas terrenales y sobre el concepto Posición constante y firme, dijo que el cristiano debe continuar una carrera desde un punto inicial hasta uno final, a lo largo del cual hay que mantenerse sólido en sus creencias.

Respecto al punto Concentrados en la mira, advirtió que los acontecimientos pecaminosos de este mundo distorsionado, no nos deben desenfocar, recordando la perspectiva correcta del mártir Esteban que “…lleno del Espíritu Santo, fijó la mirada en el cielo y vio la gloria de Dios y a Jesús de pie a la derecha de Dios”. (Hechos 7:55).

Insistió en que  el prominente Reino de Cristo debe ser claro y que para todo cristiano, la visión presente y venidera del Reino de Dios, es una seguridad de su fe, porque el mundo especula sobre la situación futura de la vida y algunos ni siquiera piensan en lo que les espera después de la muerte.

“En este mundo actual, para muchos el ateísmo es la religión que profesan, se vanaglorian diciendo que no creen en Dios ni en religiones, pero para los que creemos en Jesucristo, nuestra perspectiva se fundamenta en las promesas que el mismo Padre celestial nos dio en su Palabra”, terminó diciendo Carranza.