Mireya Rojas: “Estamos recurriendo al ayuno como arma espiritual”

El grupo de oración del Hospital Tony Facio, ha considerado pertinente volver al ayuno, como herramienta espiritual, para quebrantar los poderes de las tinieblas, derribar muros de maldad, así como sensibilizar la vida espiritual de todos.

Así lo informó a Noti-Asocriip, doña Mireya Rojas Núñez, coordinadora de Asocriip en el Tony Facio, quien expresó que para el programa de trabajo del próximo año, se tendrá una  semana de ayuno individual cada trimestre, concluyendo  en forma conjunta el último día.

“No solo tendremos este tipo de cadena de ayunos, sino que para el  mes de enero, comenzando el 18, empezaremos haciendo un ayuno de acción de gracias que concluirá el 25, con un tiempo de clamor y oración en el auditorio de nuestro hospital,  donde estamos invitando a socios, grupos de apoyo y todos los que se quieran unir”, dijo doña Mireya.

Agregó, que todos los viernes el grupo  se reúne a partir de las dos de la tarde en la capilla del Tony Facio y luego se fraccionan  para ir a presentar el mensaje de Dios a los pacientes.

“Todos los viernes nos reunimos para orar y luego evangelizamos, pero de viernes por medio hacemos un culto general, donde se invita a los pacientes a asistir. Por supuesto, esto es para aquellos que quieren ir en forma voluntaria y que su condición de salud se los permita”, enfatizó Rojas, quien aclaró que dicho grupo lo forman cerca de 25 personas.

Testimonio personal

La hermana Mireya Rojas, conocía del evangelio, pero realmente tuvo un encuentro personal con Jesús hace 20 años atrás, cuando leía un pasaje del libro de Deuteronomio a su madre, que estaba pasando por una afectación en su salud.

“La Palabra me impactó muy fuerte y me quebranté, sentí la presencia del Señor y le hice entrega de mi corazón a él. Sinceramente nací de nuevo. Desde entonces comencé a asistir a la iglesia de Dios del Evangelio Completo, del “Barrio Villa del Mar Uno”, donde he ido creciendo espiritualmente”, afirmó doña Mireya.

Esta coordinadora del grupo de oración del Tony Facio,  labora en este centro hospitalario desde hace  34 años.