Hospital de Niños permitió que se leyera la Palabra en todos los pisos

El pasado viernes 27 de setiembre desde las diez de la mañana hasta las dos de la tarde, representantes del grupo de apoyo de Asocriip del Hospital de Niños Dr. Carlos Sáenz Herrera, se turnaron para leer diversos pasajes de la Biblia en este centro hospitalario, que es de los más importantes de Costa Rica.

Esta vez, al igual que otros años, la dirección de dicho hospital, permitió que se leyera la Palabra de Dios en el lobby de este lugar, pero además de eso, concedió permiso para que miembros del grupo de apoyo, visitaran las habitaciones de cada piso y leyeran la Escritura también ahí.

“Esto ha sido una bendición, en los nueve años que tenemos de hacer la lectura bíblica en el mes de setiembre, esta es la primera vez que se nos permite subir a todos los pisos y leer porciones de la Sagrada Escritura en las puertas de cada cuarto donde están los niños hospitalizados”, comentó a Noti-Asocriip  doña Haydeé Gutiérrez Mejía, coordinadora del grupo de oración de este centro hospitalario, quien labora en este lugar desde hace 29 años.

Xinia Hernández, Thelma Vílchez y Haideé Gutiérrez, del equipo de colaboradores de Asocriip del Hospital de Niños.

Ella se mostró emocionada por el respaldo que Dios le ha dado durante todo este tiempo de tener esta tarea y confía en lo que dice la Palabra, “que no regresará vacía”.

“Es probable que nunca sabremos el efecto que ha causado la Palabra, en un  padre de familia que ha estado en el lobby en alguna ocasión en que hemos  leído la Biblia. Tampoco  podemos visualizar lo que la Escritura Sagrada pudo hacer esta vez, en los chicos que están hospitalizados y escucharon el mensaje del Señor, pero todo lo hacemos en obediencia, sabiendo que el Espíritu de Dios es el que produce que la Palabra tome vida”, enfatizó nuestra entrevistada.

Arianna De Franco leyendo un pasaje de la Sagrada Escritura.

Comentó, que emocionalmente no fue su mejor año, ya que tres personas muy queridas de la familia partieron con el Señor en fechas muy seguidas, lo cual la afectó, pero aun así se levantó en fe, pensando que el Señor le daría las fuerzas.

La abogada Rosemary Morales, participó en la lectura bíblica.

“Cuando regresé al trabajo después de un lapso que me dieron por esta etapa de luto, me encontré con la noticia de que este año, no nos permitirían tener la lectura de la Biblia, eso fue otro duro golpe para mí, no lo podía creer. Pero peleamos la batalla sabiendo que Dios siempre va con nosotros como poderoso gigante y el Espíritu del Señor tocó a la persona que tenía que dar la autorización y más bien nos dieron la oportunidad no solo de leer la Escritura como siempre, sino de hacerlo además, en los cinco pisos del hospital”, acotó.

Y agregó : ” y como el Señor es un Dios de detalles, hasta la compañera encargada de Relaciones  Públicos se motivó y tomó el borrador del programa que yo tenía a mano y lo elaboró en una forma preciosa, así que hasta en eso vimos la mano del Todopoderoso”.

Jenny Mairena, al igual que unas 20 personas de diversas congregaciones, colaboró en la lectura bíblica.