Arlyn Talavera: “Siempre hemos visto milagros al visitar los enfermos”

Se llama Arlyn Talavera Rugama, tiene solo tres años de ser parte del grupo de apoyo del Hospital México, pero en ese lapso ha podido ver maravillas de parte de Dios.

“Siempre ocurren milagros, no sabemos como, pero Dios los hace, cada vez que vamos a visitar a los pacientes Él se glorifica en forma extraordinaria y eso nos llena de fe”, afirmó doña Arlyn a Noti-Asocriip.

Ella habla cosas muy lindas de Asocriip, considera que, si esta asociación no existiera, sería muy difícil  llevar el evangelio a los hospitales y una palabra de consuelo a tanta persona que se encuentra en un estado muy vulnerable.

“Uno aprende que, si hay un momento en que la gente está necesitada de un consuelo o de  unas palabras de esperanza y de fe, es cuando están  hospitalizados, sobre todo cuando los diagnósticos no los favorecen. Ahí es cuando se aplica aquello que dijo Jesús estuve enfermo y no me visitastes, por cuanto el evangelio no está completo, si uno no tiene una visión social de ayuda al prójimo, como dice la Palabra”, recuerda Arlyn Talavera.

Su sensibilidad humana trasciende el trabajo que hace con el grupo de apoyo del México, porque también colabora con el “Ministerio apacienta mis ovejas”, que ayuda a indigentes en varias zonas de la capital.

Junto con su esposo Gerardo Quesada y sus dos hijas, asiste a la iglesia Fuente de Vida Eterna, en Curridabat.