El sábado 25 de enero de ocho de la mañana a dos de la tarde, en el auditorio del Hospital Tony Facio, la filial de Limón, dirigida por Mireya Rojas y su equipo de trabajo, entregó casi 150 nuevos testamentos a compañeros de este centro hospitalario.

“Un amigo nos hizo una donación y aprovechamos este día de oración y ayuno, para irnos por todas las oficinas y donar este maravilloso mensaje que ha cambiado la vida de millones de personas en todo el mundo”, acotó la hermana Mireya.

Agregó, que esta actividad que tenía el permiso de la dirección del hospital, ya se había programado desde el año pasado por el grupo de apoyo y donde también se invitó a los asociados que pudieran llegar.

Escuchando el mensaje de la Palabra de Dios.

“Fue un tiempo precioso de adoración y búsqueda de Dios, para entregarle el nuevo año al Señor y pedir su misericordia para todo lo que emprendamos. Después de ese lapso, nos dedicamos a la entrega de nuevos testamentos y tratados, los cuales fueron recibidos por los compañeros, con mucha alegría. Más bien nos hicieron falta más, pero será en otra ocasión”, comentó doña Mireya.

Dijo que en el programa hubo un segmento de peticiones e intercesión, que estuvo a cargo de Celcia Perry y también se contó con la predicación de la Palabra de Dios, a cargo de la pastora Karla Rivas, quien tuvo un mensaje confrontativo y de mucha bendición.

Los compañeros del grupo de apoyo, reciben los nuevos testamentos de los Gedeones, para ir a las oficinas a entregarlos.

Programación anual

Por otra parte, el grupo del Tony Facio ya envió a la Junta Directiva la programación para este año.

En primer lugar, informaron que las reuniones en la capilla se seguirán realizando todos los viernes de 2 a 4 de la tarde, donde el objetivo es invitar a pacientes del hospital y la meta es sobrepasar la evangelización de 500 personas al año.

Por otra parte, doña Mireya manifestó que el grupo de apoyo, la directiva y los socios actuales que laboran en el Tony Facio, seguirán orando para que más socios se afilien a Asocriip, por cuanto entre mayor recursos humanos se unan, el grupo  tendrá más fortaleza.

También manifestaron que seguirán orando por las autoridades y personal médico, así como todos los trabajadores de este centro hospitalario, para lo cual se tienen planificado reuniones de evangelismo, como el que se realizó el 14 de enero pasado.

Además, se planificará tiempos específicos de ayuno y oración, con el objetivo de quebrantar todos obstáculo y fortaleza espiritual, de manera que exista más libertad para predicar el evangelio dentro de la institución.