Especialista en programación neurolingüística, afirmó con absoluta certeza, que confesar una palabra positiva con fe, puede ayudar a recuperar la salud.

El hecho de decir algo, afirmarlo y repetirlo de manera segura, hará que tal situación tenga muchas posibilidades de suceder , siempre y cuando la palabra sea dicha con mucha fe y  con más razón, si lo que se dice está basado en la Palabra de Dios, que tiene poder.

El doctor Andrew Newberg, especialista en investigación del Hospital Thomas Jefferson en Pennsylvania, reveló un prometedor estudio que ha realizado de manera secreta.

Este profesional, estudió las imágenes de resonancias magnéticas de aquellas personas que oran o meditan con regularidad y los resultados han sido sorprendentes.

“Cuando miramos el funcionamiento del cerebro, todo apunta a que es fácilmente capaz de ajustarse a las prácticas  espirituales. Esto solo tiene sentido, si Dios que está allá arriba y nosotros acá abajo,  tenemos una especie de comunicación. En otras palabras nuestro  es como si nuestro cerebro es capaz de comunicarse con Dios, orándole y haciendo las cosas que el Todopoderoso quiere  que hagamos”, dice el doctor.

El Dr. Andrew, cristiano y científico, recomienda a todas las personas que siempre se haga una poderosa oración con fe, la cual puede curar enfermedades, tanto para la persona que la hace, como  a favor de otras.