Con el objetivo de refrescar conocimiento sobre el Impuesto del Valor Agregado (IVA), que implantó el Ministerio de Hacienda recientemente en Costa Rica, nos pareció importante mencionar  algunos aspectos básicos sobre este impuesto y para ello, nada mejor que consultar al Lic. Wálter Zúñiga, contador de Asocriip, quien domina bastante bien el tema.

Para don Wálter, lo primero que hay que recordar es que este impuesto es un tributo muy usado ya en muchos países del mundo, pero que en nuestra nación comenzó el primero de julio de este año.

El segundo aspecto a mencionar, es  el hecho de que en Costa Rica, durante  años ya había existido un Impuesto General sobre las Ventas, el cual gravaba con un 13%, principalmente los bienes y productos, pero solo algunos servicios.

Aclaró que con el IVA, el cambio radical se da en que ahora se gravan la mayoría de los servicios con el 13% y en el caso de los bienes, el tributo seguirá cobrándose pero ya no como impuesto de ventas, sino como Valor Agregado.

Un tercer  tema, es aclarar que  el IVA se implementa por cuanto la sociedad costarricense ha cambiado, debido a que anteriormente la economía se basaba en la venta de bienes y muy poco en servicios, pero ahora este último rubro  ha crecido en demasía, por eso el Estado decidió cobrarle impuesto y llenar ese vacío, al tiempo que se combate la evasión de impuestos.

Como cuarto punto, advirtió que los bienes siguen pagando el 13% y en el caso de los servicios, solo presentan algunas pocas excepciones como las escuelas y colegios privados, así como la salud privada cuyo impuesto es de apenas el 4%.

 Respecto a las casas o apartamentos se cobra el 13 por ciento siempre y cuando el costo mensual del alquiler supere un 1.5 salarios base, monto que en la actualidad es de 669 mil colones. En caso de que el alquiler sea inferior no paga el impuesto.

En cuanto a los locales comerciales, la regla es que se cobre el IVA del 13 por ciento, pero si la empresa está inscrita como PYME en el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (o en el Ministerio de Agricultura, si tiene que ver con ese sector), se aplicará el mismo criterio utilizado en el caso de las casas o apartamentos, es decir, si el monto del alquiler es menor a los 660 mil colones al mes no paga IVA, si lo supera entonces paga el 13 por ciento.

Un último punto, sobre el IVA, fue recordar que la declaración debe  realizarse todos los meses, sin importar si efectuó actividades que generan ingresos. Esto es importante, pues existe la falsa idea de que si no hay ingresos, no se hace la declaración. El no efectuarla, contempla una sanción de medio salario base.