Quien así habla, es el reconocido pastor Carlos Guerra Suárez, del Movimiento Misionero Mundial (MMM) de Costa Rica, uno de los líderes de mayor reconocimiento en el país y en América Latina.

En una plática con Noti-Asocriip, afirmó que en el pasado  varias veces  fue invitado por esta Asociación a predicar en vigilias y en cultos donde asistían enfermos, especialmente en el hospital México.

Recuerda con cariño la labor del otrora presidente de Asocriip, Gonzalo Carranza, con quien mantuvo una excelente relación.

“Creo que Asocriip tiene un privilegio que muchos lo deseamos, es que sus afiliados pueden hablar de Dios desde dentro de los centros hospitalarios, algo que aun nosotros como pastores no siempre podemos hacer, porque en ocasiones no logramos ingresar a la hora que un paciente  nos necesita, pero ellos si pueden hacerlo y es algo que deben valorar ”, afirmó don Carlos.

Dijo, que Asocriip es algo así como una estrategia de Dios, quien siempre tiene gente en todas partes para glorificar su nombre.

“Los asociados son como ángeles de Dios dentro de los hospitales y clínicas, quienes aun en tiempo de pandemia pueden seguir ministrando”, dijo Guerra Suárez.

Insistió, que Dios se las arregla para tener gente  en cada sitio, sea un centro hospitalario, lugares de privados de libertad, instituciones públicas, empresas, oficinas y fábricas, porque el plan de Él es que sus hijos testifiquen y no se queden callados, ante la grandeza de su gloria y la majestuosidad de su poder.