La Junta Directiva de Asocriip, insta a todos sus asociados y grupos de apoyo, a no bajar la guardia en temas espirituales.

A la vez anima a todos los agremiados a seguir clamando a Dios, para que proteja a todo el personal de salud, que es el que está en la primera línea del “batallón”, en esta lucha contra el COVID-19.

Si bien es cierto que Costa Rica ocupa lugares de privilegio en cuanto a recuperados a nivel mundial, no es motivo para bajar la guardia, por lo tanto debemos respetar las restricciones del Ministerio de Salud y continuar agradeciendo a Dios, porque todo el éxito del país es fundamentalmente por la misericordia del Señor.

Sobra recordar, que hemos sido noticia en muchas cadenas informativas  y periódicos del mundo, pero nosotros como creyentes, sabemos que todo el mérito es primero por la gran bondad de Dios para con nuestra nación, por lo tanto no dejaremos de orar.